En está página puedes ver algunos de los árboles y arbustos más representativos de Tajamar, con la localización y una pequeña descripción.

fondo 6

fondo arboles

”MIMOSA:

Árbol perennifolio, que puede alcanzar hasta los 20 m de altura. Es de la familia de las leguminosas. Su corteza es gris y lisa. Las hojas son compuestas y doblemente pinnadas, grandes, alternas, de 8-14 cm de largo, con 12-20 pares de pinnas, cada una con 15-50 pares de foliolulos (foliolos de 2º orden) de 3-5 mm de longitud, que son verdes con matices plateados.

Las flores son muy olorosas. Aparecen en número de 30 a 40, formando glomérulos de 4 a 5 mm de diámetro y color amarillo, que se reúnen en racimos simples o compuestos y se disponen en posición axilar o terminal. Son de floración precoz, pudiendo presentar sus flores a finales de enero o principios de febrero.

El fruto es una legumbre de unos 8 cm aplanada, pardo rojiza. En el sur de Europa se planta mucho y está naturalizado, aunque procede de Australia y Tasmania.  Les vienen bien los terrenos arenosos que por su porosidad resultan bastante secos. No resiste los inviernos muy fríos.

En Tajamar hay dos ejemplares junto a los edificios de Artes Gráficas.

”AZAHAR

Arbusto denso, perennifolio  que a menudo se cultiva como ornamental en las costas del Mediterráneo y a veces se hace espontáneo. Puede alcanzar hasta 7 metros, aunque suele presentar menor talla.

Las hojas son ovoides u oblongas, coriáceas, verde oscuras por el haz y más claras en el envés. Las flores son muy aromáticas, de forma estrellada y con olor a azahar. Son blancas al principio pero luego se vuelven amarillentas.

Los frutos son cápsulas redondeadas, de 1,5 cm, con semillas rojizas y pegajosas. Oriundo de China y Japón.

Hay muchos ejemplares en Tajamar. El más grande es el situado a la entrada de la Cripta.

”GRANADO:

Es un arbusto o arbolito que no suele pasar de 7 m de altura. Es caducifolio y aguanta condiciones semiáridas. Es propio del SO. de Asia y con frecuencia se cultiva por sus frutos en el Sur de Europa. Está extensamente naturalizado en la región mediterránea.

Tiene las hojas opuestas de 2 a 8 cm, relucientes y glabras. Las flores son de color escarlata de 3 a 4 cm de diámetro, con el tubo del cáliz grande, de 2-4 cm de largo, rojizo y carnoso. Tienen 4 pétalos, o más en las formas dobles, y numerosos estambres.

Presenta grandes frutos rojo dorados, comestibles, con jugosa pulpa, que se caracterizan porque la corona del cáliz persiste en el fruto (es denominado balausta).

El granado es  muy ramoso y bastante espinoso. A la granada se le atribuyen diversos beneficios como medicinal, por los compuestos químicos de acción positiva que posee: es rica en antioxidantes y potasio, calcio, magnesio y vitamina C.

En Tajamar, hay un ejemplar en el parterre del burrito.

”ADELFA:

Es uno de los más bellos y llamativos arbustos de la región mediterránea y Portugal. Es perenne, y forma masas conspicuas de hasta 4 m en las ramblas secas de los ríos y en las orillas de los mismos, en la costa y en el interior. A menudo se cultiva como ornamental en el sur, y a veces se naturaliza.

Las hojas son linear-lanceoladas, de 6-12 cm en verticilos de 2, 3 ó 4, coriáceas y verde grisáceas con un nervio central muy marcado. Las flores son de 3-4 cm de diámetro, por lo común de color rosa pero en ocasiones blancas, y se disponen en inflorescencias terminales.

Los frutos son de 8-12 cm, pardo rojizos; las semillas con una manchita de pelos. Es de la familia de las Apocináceas, que presenta característicamente un jugo lechoso en hojas y tallos, en muchos casos, como en la adelfa, muy venenoso.

Bastantes ejemplares en Tajamar, varios a la entrada de la puerta grande; el más llamativo es el que está frente a la fachada principal del Pabellón Central.

”ENCINA:

Es uno de los  Quercus de mayor presencia en  España y un indicador típico del clima mediterráneo.

A veces se planta como ornamental, aunque se suele cultivar por sus bellotas o también para la obtención de trufas (Tuber melanosporum) ya que esté árbol puede establecer una simbiosis con la trufa en sus raíces (micorrizas).

Se distingue por sus hojas adultas con pelos grises en el envés, a modo de terciopelo, y por sus ramitas jóvenes también con borra gris. Las hojas son perennes, y en las partes bajas del árbol son punzantes, parecidas al las del Acebo.

Los amentos nacen en época avanzada de primavera con las nuevas hojas.  El fruto (la bellota) madura en el primer año. Su cúpula tiene escamas gris peludas. Si no es molestado puede formar densos bosques muy umbríos, pero es muy común encontrarlos en forma arbustiva, o diseminados en extensas dehesas.

Su madera es dura y compacta, se ha usado en construcción y para hacer carbón vegetal de alta calidad.

En Tajamar, hay algunos ejemplares pequeños dispersos entre algunos pabellones, y podemos encontrar un ejemplar cerca de la zona trasera del Pabellón Central, donde el Eucalipto.

”ACEBO:

Arbusto perennifolio muy conocido, que puede llegar a alcanzar los 10 m. Es propio de los bosques y espesuras de S. y O. de Europa.

Las hojas son lustrosas y coriáceas, y presentan en general espinas punzantes a lo largo del margen ondulado, aunque también pueden ser lisas en su madurez. Ramitas verdes glabras, con yemas menudas.

Son dioicos. Las flores son fragantes, de unos 8 mm de diámetro, en inflorescencias apretadas, generalmente de color blanco o rosado. El fruto es de color rojo vivo, carnoso y con cuatro semillas ,  además es venenoso.

Corteza lisa gris plateada. Es una especie muy cultivada como ornamental y para decoración en Navidad.

En Tajamar hay pequeños ejemplares en el parterre de la entrada a la Residencia, y otro cerca de la entrada del Pabellón Central, muy próximo al Árbol de la Pelucas.

”PALMITO:

El palmito por excelencia es Chamaerops humilis (también llamado Palmito español), pero en nuestro clima se suele plantar también Trachycarpus fortunei (Palmito elevado, o Palmito chino). Son especies parecidas y las podemos ver por toda España.

Son dos palmeras con hojas palmadas, compuestas, formadas por varios foliolos, a los que se les suele llamar segmentos. El tronco de ambas especies suele aparecer recubierto con los restos de las vainas y con las fibras que entre ellas quedan.

Son dos especies de palmeras resistentes al frío, Chamaerops humilis resiste hasta unos – 8 ºC, en nuestro clima. Trachycarpus fortunei, quizá un poco más, hasta -10 ºC, pero sin embargo resulta sensible a temperaturas muy altas, y Chamaerops humilis no.  Que resistan al frío de esa manera es  lo que hace posible su presencia en ciudades como Madrid.

En Tajamar están las dos especies, Chamaerops humilis está muy cerca de la entrada principal al Pabellón Central, siendo de pequeño tamaño todavía (Fotos 1, 2 y 3). Trachycarpus fortunei está en la jardinera cerca del oratorio (Fotos 4, 5 y 6). Podemos distinguir ambas especies fijándonos en los peciolos, ya que C. humilis los presenta con espinas y T. fortunei solamente ligeramente aserrados al tacto.

”DURILLO:

Arbusto perennifolio de la región mediterránea y Portugal, de 2 a 4 m de altura, denso, muy ramificado, que se cría en bosques, matorrales y lugares pedregosos, en colinas y tierras bajas cerca de la costa.

A menudo se cultiva en jardinería por su valor ornamental y para protección. Las hojas son coriáceas, de color verde oscuro lustroso, son opuestas, de forma ovado elípticas o lanceoladas, con los bordes  enteros y a veces pubescentes. Presentan vellosidad en las axilas de los nervios en el envés.

Ramitas lisas o algo pubescentes, frecuentemente con tonos rojizos. Flores blancas o sonrosadas por fuera, en pequeñas inflorescencias terminales de 5-10 cm de diámetro. Frutos de color azul metálico, en infrutescencias. La floración es en invierno, y la fructificación a finales del otoño o principios de invierno, por lo que los frutos pueden llegar a coincidir en ocasiones con las primeras flores de la temporada siguiente.

Varios ejemplares se pueden contemplar en Tajamar.

”CIPRÉS:

Conífera muy usada en jardinería por su porte columnar, aunque existen variedades con diferente porte. Es originario de las regiones del este del mediterráneo.

Conos femeninos globulares de unos 3 cm, con escamas aplastadas y pentagonales. Las hojas son con forma de escama, imbricadas, de solo 1 mm de largo, que se aprietan  y  no dejan ver las ramitas. Madera dura, aromática y muy resistente. Es un árbol cargado de significado, muchas veces considerado como símbolo de la muerte y la resurrección, de ahí su presencia en los cementerios.

Muchos ejemplares pueblan Tajamar. Cabe destacar un ejemplar en el jardín de la fachada principal Salón de Actos (frente a Valderribas) por su tamaño y otro, junto a la fachada del Oratorio, por su bella forma.

”TULIPERO

Árbol alto, caducifolio, de la familia de las magnoliáceas. Las hojas son lobuladas, alternas, de unos 7 a 15 cm de longitud y anchura. Adquieren un color amarillento muy ornamental en otoño, antes de caer.

Las flores tienen forma de tulipán, de ahí el nombre del árbol. Tienen entre 4 y 5 cm de tamaño y son algo aromáticas, son de color amarillo verdoso. Los frutos son agrupaciones de sámaras, las cuales se disgregan al madurar.

Es un árbol delicado, y aparece muy poco por Madrid. Su madera es de alta calidad y muy valorada, especialmente la de la parte baja del tronco.

Hay un único ejemplar plantado en noviembre de 2000 en Tajamar. Se encuentra entre dos pabellones, de camino a las gradas del campo de fútbol.

”NÍSPERO:

Arbusto leñoso, o árbol pequeño, de la familia de las Rosáceas. Posee tallos robustos y hojas grandes, oblongas, de color verde oscuro en el haz y plateadas y peludas en el envés, con los nervios muy marcados.

Las flores son blancas, de 5 pétalos y aromáticas, aparecen a principios de otoño dispuestas en grandes ramilletes.  Dan lugar a frutos piriformes (tipo pomo) y de color amarillo anaranjado, que maduran a principios de primavera. Los frutos son comestibles, pero las semillas son muy grandes y resulta poca pulpa en comparación con otras frutas. Sin embargo todavía se cultiva algo en España, aunque muy poco.

En Tajamar hay dos ejemplares cerca de unas escaleras, próximas al jardín o zona trasera del Pabellón Central.

”BRAQUIQUITO:

Árbol  de porte cónico, piramidal cuando es joven, perennifolio, nativo de Australia. De unos 15 o 20 metros de altura. Presenta hojas con diferente forma, pudiendo ser ovales, acuminadas o con tres o cinco foliolos. Son también lisas, de color vede oscuro, algo más claras en su juventud.

Prefiere clima cálido, soleado, y es sensible a las heladas. Por ello es una especie muy difícil de ver en Madrid.   Emite pequeñas panículas de flores en forma de platillos en primavera-verano, de color variable (pálido a rosa).

Es un árbol con múltiples usos y muy usado como ornamental en climas más cálidos. En Tajamar hay un ejemplar plantado en noviembre de 2000, situado en el jardín de Artes Gráficas, pegado al seto de separación con los campos deportivos.

”PARRA

Es una planta trepadora muy vigorosa, procedente del este de Asia, capaz de agarrarse con sus zarcillos a las paredes, árboles y soportes levantados. Ampliamente cultivada como ornamental en Europa. Las hojas son trilobadas o con tres foliolos, raramente enteras. Presenta zarcillos ramificados con discos adhesivos en los extremos. las flores son poco vistosas y verdosas, en inflorescencias ramificadas. Los frutos son bayas azules pruinosas.

Es una planta que torna las hojas a unos tonos rojizos muy vistosos al llegar el otoño. Como inconveniente está que durante el invierno pierde sus hojas y quedan las ramas desnudas sobre las paredes que suelen tapizar. Sin embargo durante toda la primavera y el verano cubren bien las superficies y en las fachadas que se cubren con esta especie, se consigue mejor temperatura, ya que la planta percibe la mayoría de la radiación del sol y el edificio se calienta menos, por lo que se ahorra energía en aire acondicionado.

En Tajamar, algunos ejemplares tapizan las paredes de la Residencia y del Salón de Actos, especialmente en la pared de la Cripta.

Y MUCHOS MÁS...

En el colegio Tajamar, existen muchas más especies vegetales. Aquí sólo se han descrito algunas de ellas, pero puedes ver las más de 80 especies diferentes que hay siempre que quieras.

Tales como Eucalyptus globulus (1,2,3), Callistemon sp. (1), Sambucus nigra (1,2,3,4), Catalpa bignonioides (1,2,3), Fatsia japonica. (1,2,3), Taxus bacata (1,2), Hedera helix (1), Lagerstroemia indica (1,2,3), Cotoneaster sp. (1,2), Thuja sp. (1,2,3,4),  y muchas más …

fondo arboles4

 

 

 

Copyright © 2017 Senda Botánica de Tajamar - Los árboles del Colegio Tajamar.