NOGAL

 

Nombre común: Nogal
Nombre científico: Juglans regia L.
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Juglandales
Familia: Juglandaceae
Subfamilia: Juglandoideae
Género: Juglans
Especie: Juglans regia L.
Imagen principal del árbol: Descarga la imagen del árbol

Descripción

El nogal es un árbol frutal, del cuál se obtienen las nueces, que son frutos secos muy apreciados por sus características nutricionales. Además es un árbol de madera noble de alta calidad, con la que se hacen muebles de alto valor.

 

En Madrid es poco abundante, pudiendo apreciarse algún ejemplar en el parque de la Fuente del Berro y en el Parque del Capricho en la Alameda de Osuna.

Origen

El Nogal, Juglans regia L., es un árbol originario del Sudeste de Europa, China y el Himalaya.

Tiene preferencia por el fondo de los valles donde hay tierras profundas y arenosas con bastante humedad y está naturalizado en muchas zonas de toda Europa.

Etimología

Su nombre específico regia alude a la magnificencia de este árbol. El apelativo vulgar (o común) hace referencia a ser el nogal más cultivado en España.

Características morfológicas

Porte

El nogal es una planta leñosa de mucho desarrollo, de hoja caduca. Posee una copa ancha y extendida,  muy densa, de un tono de color verde apagada.

 

Su vigor es tal, que puede alcanzar potencialmente los 30 metros de altura, si las condiciones son favorables. Lo normal para esta especie es no sobrepasar los 20 metros.

Raíces

Posee una raíz pivotante, con gran desarrollo ya que en el primer año puede alcanzar de 50 a 80 centímetros, y en años posteriores sigue profundizando y crece hasta los 4 o 5 metros de profundidad, si el suelo se lo permite. Pero generalmente, en condiciones de suelos de textura franca y con un buen drenaje, lo normal es que no sobrepase los 2 metros de profundidad.

 

Hablando de la totalidad del sistema radicular, al menos el 75% del mismo se desarrolla en el primer metro de profundidad del suelo.

 

Horizontalmente, las raíces se extienden más allá del límite de proyección de la copa, y en casos extremos puede llegar a estar presente a 20 metros del tronco.

Tronco

El tronco es bastante grueso y su corteza es de un color grisáceo. En ejemplares  jóvenes es lisa, volviéndose agrietada y fisurada según va adquiriendo edad. También el interior de la madera adquiere ciertas tonalidades marrones, lo que proporciona gran valor a la madera.

 

La altura del tronco viene determinada por la poda de formación. Si se trata de una plantación de árboles para el aprovechamiento de las semillas, el tronco tendrá poca altura 1,2 o 1,6 metros de altura; y  en el caso de que se trate de una plantación para su aprovechamiento como madera, el tronco recto y limpio puede llegar a alcanzar de los 8 a 10 metros de altura.

 

Ramas

Tiene muchas ramificaciones principales, las cuales presentan ramas rectas y gruesas, con ramillas también gruesas, lisas, sin pelos  y con muchos nudos. Con la edad, las ramas se retuercen. Las ramitas suelen presentar una médula central que está dividida. Los ramos del año son lampiños, de color verde apagado y poseen muchas lenticelas de un color gris claro.

Yemas

Las yemas, que tienden a ser redondeadas, se protegen del exterior mediante dos catafilos.

Hojas

Las hojas son grandes, gruesas, compuestas imparipinnadas, caducas, con estípulas y pecioladas.  Poseen un olor característico y suelen medir de 20 a 30 cm de longitud con 5-9 foliolos glabros, raras veces más.

 

Los foliolos están sentados o casi sentados y presentan una forma de elípticos a ovados, cortamente acuminados, enteros  o ligeramente aserrados en las hojas jóvenes. Suelen tener pelos en el envés. Se disponen unos en frente de los otros, salvo el terminal que es mayor pudiendo medir de 6-12 cm de longitud.

 

Cuando aparecen las hojas tienen un color marrón anaranjado y son muy tiernas. Según van creciendo, se endurecen y pasan a atener tonalidades verdes y son más oscuros por el haz que por el envés, con unas nerviaciones muy marcadas.

 

Flores

Las flores del nogal son unisexuales. Además es una especie monoica, de tal manera que las flores masculinas y femeninas están separadas pero presentes en el mismo árbol. Las flores son poco llamativas.

 

Las flores masculinas se disponen en inflorescencias largas, amentos, cuya longitud puede variar de 3 a 15 centímetros y se desarrollan en el lateral de los brotes del año ya pasado. Estos amentos suelen presentar un centenar de flores cada uno.

 

Las flores masculinas no tienen pétalos, con un número alto de estambres y rodeado por un cáliz formado por 5 o 6 sépalos. Los granos de polen liberados, que son millones por flor, poseen una pared externa muy resistente.

 

Las flores femeninas se presentan en grupos de 2 a 4, aunque a veces pueden presentarse solitarias. Aparecen en el árbol por encima de las flores masculinas y se presentan en los extremos de los brotes del año anterior.

 

La estructura de la flor se compone por el involucro de las brácteas y por los sépalos, lo cuales formarán ya maduros el pericarpio de la nuez. El ovario presenta una cavidad central que está dividida en cuatro partes, por dos paredes que se llaman pared mayor y pared menor. Debajo de esta cavidad central hay un ovario simple que da lugar a la semilla después que tenga lugar la fecundación, en el que el tegumento será la película que lo cubrirá.

 

La floración se produce, normalmente, en el mes de abril, al inicio de la actividad vegetativa.

 

La polinización del nogal es anemófila, y se trata de una especie autocompatible y todas las variedades son intercompatibles. Por otro lado, las floraciones masculinas y femeninas en el mismo árbol no suelen coincidir en el tiempo, que es lo que botánicamente se llama dicogamia, y estas floraciones tienen distinta duración: la floración femenina dura, por lo general, una semana más que la floración masculina.

 

Por este motivo,  en las plantaciones se hace necesario el uso de árboles polinizadores en un número que varía de un 2 a un 5% de los árboles totales de la plantación, ya que el polen no se desplaza de manera efectiva más allá de los 90 o 100 metros, y sin polinizadores no se obtienen apenas frutos.

 

Frutos

El fruto es una drupa globosa indehiscente. Se forma después del cuajado y su formación se da desde mayo, terminando de madurar en septiembre o en algunos casos en octubre. Se compone por:

 

La parte más externa del fruto, que se compone por el mesocarpio (mesocarpo) y el exocarpio (epicarpo). Se le conoce por ruezno o monda. Después de la madurez de la semilla, se abre y cae, es dehiscente.

 

El endocarpio (endocarpo), es la cáscara arrugada y dura, que es leñosa debido a su contenido en lignina, la cual la forman dos valvas simétricas que se unen por la línea de sutura. Dentro del endocarpio tenemos dos tabiques mayores y dos menores que separan las partes de la semilla del nogal.

 

La semilla propiamente dicha la forman cuatro lóbulos simétricos muy sinuosos. Ésta se une al endocarpio en su parte basal mediante unos vasos que llegan a conectarla con el pedúnculo del fruto. Estas semillas tienen una vida corta, germinan hasta un año después de su madurez.

 

Fructificación: existen tres tipos de fructificación en el nogal que están ligados a la entrada en producción y a la productividad; y es algo característico de las distintas variedades.

 

Fructificación apical y ramificación débil. Es característica de la mayoría de las variedades francesas y de Oregón. Tienen gran vigor y una entrada en fructificación tardía, ya que sólo  fructifica en el extremo de la rama, su productividad es débil.

 

Fructificación apical y ramificación fuerte. Es el caso típico de la variedad Hartley, que tiene un comportamiento intermedio entre las variedades del grupo anterior y las del siguiente.

 

Fructificación sobre brindillas laterales. Es el caso de las variedades californianas y algunas españolas. Estas variedades producen más y entran antes en producción, consecuencia de numerosas yemas productivas en posición lateral. Consecuentemente, su vigor es menor. Esta característica es muy importante para nogales destinados a producción de fruto.

 

Requerimientos ambientales

Suelo

El nogal prefiere suelos profundos, franco-arenosos y bien drenados, debido a que sus raíces profundizan bastante en el suelo. En ningún caso se implantarán nogales con menos de 1 m de perfil cultural, siendo deseable que como mínimo exista de 1,5 a 2 m de perfil de suelo aprovechable por las raíces.

 

No le van bien suelos muy arcillosos, ya que es bastante sensible a la asfixia radicular y en consecuencia el árbol se desarrolla poco. Las texturas demasiado sueltas (arenosas) tampoco son buenas, ya que retienen poco agua, sobre todo si los aportes de agua van a ser escasos.

 

También agradece suelos ricos en humus y fértiles. No resiste la salinidad, además de la influencia en la presión osmótica el nogal está influido negativamente por la presencia de ciertos iones como sodio y cloro. La acumulación de estos iones provoca toxicidades específicas en el nogal.

 

Por otro lado, tolera algo la presencia de cal, pero no se puede considerar muy tolerante.

 

El pH más adecuado para el nogal está entre 6,5 y 8.

Clima

En cuanto a las temperaturas es un árbol bastante rústico, siendo realmente lo que más le afecta las heladas tardías que disminuyen notablemente la fructificación.

 

El nogal es un árbol con ciertas exigencias en frío invernal. Requiere por término unas 800 horas frío. Por ello esta especie no puede producir adecuadamente en lugares con inviernos cálidos, a no ser que se busquen las variedades adecuadas.

 

Las heladas primaverales pueden afectar gravemente a variedades de floración temprana, pudiendo ennegrecer y matar hojas, flores y pequeños frutos recién cuajados.

 

En cuanto al verano, algunas variedades tienen frutos especialmente sensibles a los golpes de calor en su periodo de crecimiento, generalmente con temperaturas superiores a 38 ºC, de tal forma que se produce un oscurecimiento e incluso marchitamiento de la semilla, con la consiguiente depreciación. Este problema es muy acusado si coincide con déficit hídrico. Pero no debe olvidarse que el nogal común es bastante exigente en calor durante su desarrollo vegetativo.

 

En cuanto a las precipitaciones, si el cultivo se realiza en secano, deben evitarse zonas con precipitaciones inferiores a 600 o 700 mm.

 

La humedad ambiental, especialmente de primavera, perjudica enormemente al nogal, por ser un factor favorable para el desarrollo de la bacteriosis, que requiere para su desarrollo humedad ambiental junto con temperaturas cálidas (superiores a 15ºC). Por eso es interesante la ausencia de lluvias en esta época.

 

Vientos muy fuertes pueden provocar desecación de las hojas, y por otro lado el nogal resulta ser muy sensible a vientos salinos, por ello no debe plantarse junto al mar.

 

Necesita espacios abiertos, ya que requiere buena iluminación. Sin embargo, el nogal común es también sensible a las quemaduras, sobre todo en los primeros años, por lo que este hecho se debe considerar a la hora de establecer una densidad adecuada y también en la poda, de tal forma que la eliminación de las ramas no sea excesiva.

 

Características agronómicas

Multiplicación

La reproducción del nogal se puede hace por medio de semillas o mediante multiplicación vegetativa por medio de dos sistemas de injerto: injerto inglés o injerto en escudete.

 

Todos los plantones necesitan un mínimo de dos años para llegar a ser vendidos por un vivero con una altura de 1,5 a 2 metros, ya que el plantón de nogal crece en el periodo vegetativo y hasta el año siguiente no puede ser injertado. En zonas cálidas como el área mediterránea, el vigor del propio brote hace que el plantón pueda ser vendible al final del año, por el contrario en zonas más frías la mayoría de estas plantas necesitan un mínimo de tres años para poder alcanzar la altura necesaria para poder ser vendidos.

 

Otro método de propagación que se está utilizando mucho en los últimos años es la micropropagación. Este método es mucho más complicado de llevar a cabo, ya que en los primeros cuatro a cinco meses el plantón necesita constantes cuidados, pero presenta grandes ventajas respecto a la obtención de plantones obtenidos mediante injerto, dado que en menor tiempo, unos 6 o 9 meses obtenemos unos plantones de unos 30 centímetros.

Poda

En cuanto a la poda se deben considerar algunos aspectos específicos que afectan al nogal. La variedad, el patrón, el suelo y el tipo de cultivo que reciba el árbol, condicionarán el tipo de poda que debe recibir.

 

Las variedades de nogal tienen un comportamiento distinto según los hábitos de fructificación (lateral o terminal), que a su vez está ligado con el vigor y la productividad. Esto hará que para cada grupo de variedades tengamos que adaptar el tipo de poda de formación y mantenimiento más adecuado conforme a las características productivas.

Crecimiento y longevidad

Su crecimiento es lento.

En cuanto a la longevidad natural de los nogales, pueden durar varios siglos, pero una plantación comercial para fruto no suele sobrepasar los 40 años. Si la plantación es para la obtención de madera de alta calidad pueden durar más de 80 años.

Plagas y enfermedades

La enfermedad más importante en el nogal es la bacteriosis del nogal, causada por la bacteria Xantomonas campestri pv juglandis. Está presente en todas las zonas de cultivo del nogal. Presentan mayor sensibilidad las variedades de floración temprana.

 

Otra enfermedad importante es la Antracnosis, que está causada por Gnomonia leptostyla/Marssoniella juglandis. Es una enfermedad que se desarrolla en ambientes frescos y húmedos, que puede atacar a todas las partes verdes del nogal.

 

También es importante la Tinta o podredumbre de cuello y raiz causada por Phytopthora spp. El hongo solo se difunde e infecta al árbol cuando el ambiente es húmedo y cálido, por ello es imprescindible evitar asfixia radicular.

 

La línea negra del nogal, es una enfermedad causada por el virus CLRV (virus del enrollado de las hojas del cerezo), que sólo se manifiesta en nogal común injertado sobre otra especie de Juglans que no sea regia.

 

La plaga más importantes del nogal es la Carpocapsa (Laspeyresia pomonella), que influye más en variedades más tempranas, las cuales permiten el desarrollo de los primeros estados larvarios en los frutos en formación.

 

Otra plaga importante es la Zeuzera ( Zeuzera pyrina ), que son insectos de una sola generación anual, que taladran las ramas y el tronco del árbol alimentándose de la madera viva.

 

Los nemátodos pueden causar lesiones en las raíces del nogal y si la población es muy alta, incluso la muerte del árbol, particularmente en nuevas plantaciones.

Usos

El nogal es un árbol frutal de relativa importancia en España. Su fruto es consumido como fruto seco de diferentes formas, ya sea entero o en diversos postres o alimentos elaborados.

 

Por otra parte, el nogal es un árbol muy apreciado por su madera, de tal forma que podemos encontrar plantaciones que persiguen el uso de la madera, en vez del fruto.  Se habla en algunos casos de plantaciones mixtas, es decir que buscan la producción de madera, pero aprovechan a la vez los frutos de cada año. La eficacia de estas plantaciones es algo discutible actualmente.

 

Por su porte majestuoso, especialmente su copa, el nogal se usa en jardinería, particularmente las variedades ornamentales, J.regia monophylla, J. regia lacinata, J. regiaheterophylla y J. regia pendula.

Historia y curiosidades

Es una especie muy antigua. Desde el tiempo de los griegos el nogal ha tenido gran interés y ha jugado un papel importante en las tradiciones y la medicina.

 

Aparte del consumo de la nuez en fresco (tanto con cáscara o pelada), o deshidratada,  existen otros productos transformados muy interesantes como el aceite de nuez, de notables características dietéticas, que se consume mucho en la zona central de Francia.

 

También están bebidas como el “nocino” italiano y varias bebidas francesas, como los vinos de Cahors.

 

En Tajamar podemos encontrar un nogal cerca de unas escaleras, próximas al burrito.

 

Por otro lado el pericarpio o ruezno tiene utilidades medicinales y cosméticas, debido a su contenido en taninos, juglansina. También se usan en la elaboración de algunos licores.

 

El endocarpio o cáscara se usa como combustible (biomasa) y también se puede usar como material abrasivo.

Las hojas también tienen usos medicinales. Por ejemplo, una infusión de las mismas disminuye el azúcar en sangre, lo que es apropiado para los diabéticos.

 

El nogal produce una sustancia alelopática en sus raíces, que en ambientes concretos puede provocar que el suelo quede desnudo bajo su copa, debido a que dicha sustancia alelopática junto con la sombra que produce su copa impide el desarrollo de cualquier otra planta.

Bibliografía

A. López Lillo, A. López Santalla: “Árboles madrileños” (2007, Obra Social Caja Madrid).

 

José Francisco Ballester-Olmos y Anguís. “Árboles y arbustos de los jardines de Valencia.” (Ayuntamiento de Valencia).

 

Flora ornamental Española. Tomo V . Junta de Andalucía. Consejería de Agricultura y Pesca.

 

M. Muncharaz Pou. “El Nogal”. Ediciones Mundiprensa. 2001.

 

 

 

Copyright © 2017 Senda Botánica de Tajamar - Los árboles del Colegio Tajamar.